Ofrecemos una nueva hoja informativa sobre nuestro fundador, en la que se incluyen textos sobre la ofrenda sacerdotal de Cristo.

“Poner los ojos en Cristo es darnos cuenta de que es el Mediador, el “Pontifice”, que se coloca de puente entre Dios y los hombres. Es la quintaesencia de su ser: porque es Cristo, “El Ungido”, el Verbo encarnado es Sacerdote. En la Encarnación actualiza la ofrenda que hace de sí mismo en la eternidad ante el Padre: “No te agradan las víctimas y los holocaustos, pero me has dado un cuerpo.” (cf.Hb 10, 5)”

“Penetremos en lo íntimo de ese Corazón recién formado de la carne y sangre de la Virgen. ¿Cuál fue su primer latido? En el umbral del tiempo creado, dice su primera palabra humana: simultanea e igual a la palabra que, como Verbo, pronuncia eternamente; y simultanea asimismo con la misma palabra que dijo la mujer escogida al aceptar ser su Madre: “Hágase”. Es un latido de amor: “En mi corazón está grabada la ley de tu divina voluntad” (cf. Hb 10,7). Y aquel “Hágase”, que resonó en el consejo de la Trinidad Santísima en la creación del mundo, es ese “Hágase” pronunciado por el Hijo en el preciso momento de su entrada en este mundo, y que ira repitiendo sin cesar, constituyendo la explicación ultima de toda su vida en la tierra.”

  • Testimonio de Miguel Roca Cabanellas († 1992) Sucesor de D. José Mª como Arzobispo de Valencia
  • Gracias comunicadas
  • Oraciones y agradecimientos

Puede descargar la hoja informativa nº 14 desde este enlace.

Ver todas las hojas informativas