A CRISTO SUMO Y ETERNO SACERDOTE DÉMOSLE GLORIA

La celebración de esta Fiesta nos ayuda a todos, sacerdotes y fieles, a tomar conciencia del gran don del sacerdocio.
OREMOS POR TODOS LOS SACERDOTES

 

JUEVES DESPUÉS DE PENTECOSTÉS

Jornada de oración por los sacerdotes.

Historia de la Fiesta

La aprobación por parte de la Iglesia de la celebración litúrgica de la fiesta de Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote tuvo un largo itinerario:

Textos de la litúrgia

 Los textos propios para la Misa y la Liturgia de las Horas de Cristo Sacerdote, que fueron aprobados por la Sagrada Congregación para el Culto Divino por rescripto de 21 de diciembre de 1971.

Fotos

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Poco a poco se ha dio extendiendo esta Fiesta y se celebra en múltiples lugares. Es un día de oración y encuentro sacerdotal en el que los sacerdotes concelebran en una misa solemne.

El sacerdote se constituye en puente entre Dios y los hombres. Es un “pontífice”, se ha hecho puente entre lo de arriba y lo de abajo. Bajará sobre él, cuando descienda de arriba, toda la gracia divina. Pasará por él, si asciende de abajo, toda la plegaria de la humanidad. Será el embajador de Dios. Será ante Dios el representante de la humanidad. ¡No cabe grandeza mayor! (Venerable Jose Mª García Lahiguera)

     

La Fiesta de Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote

Gracia para todos los sacerdotes, llamada más cercana, estímulo y recuerdo de lo que debe ser su sacerdocio, presencia de ese único Camino, Verdad y Vida para ellos.(Madre María del Carmen Hidalgo de Caviedes)