Dulce Madre, de Beobide

Dulce Madre, Virgen pura, Tú eres siempre mi ilusión,
yo te amo con ternura y te doy mi corazón.
Siempre quiero venerarte,
quiero siempre a ti cantar.
Oye, Madre, la plegaria que te entono con afán,
que te entono con afán.

Madre cuando yo muera acógeme.
En el trance postrero, defiéndeme.
Madre mía, no me dejes,
que mi alma en ti confía.
Virgen mía, sálvame, Virgen mía, sálvame.

Medios

Volver
JSN Boot template designed by JoomlaShine.com